Opinión

Si no hay honestidad en la Venezuela que queremos reconstruir, vendrá otro Chávez, otro Maduro, o alguien mucho peor que ellos.
Para celebrar el Día del Libro no se me ocurrió mejor idea que la de hablar de los textos más raros, extraños y volátiles que forman parte de mi biblioteca personal.
En el acta que recoge tan significativo testimonio -nuestra partida de nacimiento- se deja constancia de los valores que la presiden: la libertad civil, la seguridad individual, la dulce fraternidad, el sentimiento de nuestra propia fortuna, el vivo deseo de perpetuar nuestra felicidad.
No ha sido fácil. No lo digo por la situación del país que no lo es. Me refiero a la muerte, a la desaparición física de varios entrañables excompañeros, otros militantes activos y la mayoría, al margen de la política, entrañables amigos de toda la vida. Haré mención especial sólo de uno de ellos, me refiero al doctor Ernesto García Mac Gregor.
Template by JoomlaShine